Noticias

octubre 18th, 2012

Visita Tarapacá, ven a Iquique!.

Tarapacá destaca en Chile por la gran cantidad de opciones para pasarlo bien. Como casi nunca llueve, todo el año se puede disfrutar de restaurantes, pubs, discoteques y todo tipo de entretenciones al aire libre. Hay una oferta amplia en gastronomía. Por la extensión de la ciudad, todos estos panoramas están a menos de 15 minutos en vehículo. Existen excelentes servicios de radiotaxis y rent a car, por lo que el tiempo puede ser muy bien aprovechado. Para los que buscan diversión diurna, hay paseos y parques temáticos. Y también una gran variedad de deportes extremos.

Además de los atributos que la naturaleza prodigó a la región, Tarapacá tuvo un enorme auge con la industria salitrera de fines del siglo XIX. Es así como se construyeron verdaderas ciudades en medio de la nada, alimentadas por una extensa red de ferrocarril y por la ambición de empresarios que amasaron grandes fortunas. Por eso no extrañan los enormes palacios y construcciones dignas de las mejores capitales europeas, que limitan con el desierto más extremo.

En las ciudades costeras, como es el caso de Iquique, hubo teatros, salones de fiestas, mansiones y palacios. La mayoría de ellos se mantienen casi inalterables, gracias a su materialidad: el pino oregón, madera noble y resistente, que ha soportado un sol inclemente sin sufrir deterioro. Hay barrios enteros y avenidas dignas de admiración, donde se respira el aire de hace un siglo.

También destacan construcciones que las autoridades peruanas levantaron para realzar las características de puerto mayor que tuvo Iquique, a mediados del siglo XIX, antes de transformarse en provincia chilena. Como si fuera poco, el carácter cosmopolita de la ciudad, agrega los atractivos que incorporaron residentes provenientes de todo el mundo, cuando el salitre había transformado al norte chileno en la tierra prometida.

Ven al norte…, ven a Tarapacá…, VEN A IQUIQUE!

Visita Tarapacá